Mi experiencia en Arriaga Asociados


Apenas un mes antes de que finalizara la prórroga de la beca de formación en la Fundación Biodiversidad, recibí un mensaje vía Linkedin invitándome a participar en un nuevo equipo de abogados especializados en Derecho Bancario. Cuando llamé al número de teléfono que me facilitaron, me convocaron para una entrevista dentro de las dos horas siguientes. Rápidamente revisé mi curriculum y fui a imprimir un par de copias, para inmediatamente después montarme en el primer taxi que vi camino del Paseo de las Delicias en plena hora punta.

En ese trayecto, aproveché para revisar la página web de la empresa que me ofrecía esta oportunidad. Fue la primera vez que oí hablar de esta firma, que unos meses más tarde empapelaría toda la ciudad, aparecería en campos de fútbol, anuncios de cine, de televisión e incluso en el autobús con el que me cruzaba todas las mañanas.

El día que me incorporé estrenaban nueva planta en un humilde centro de negocios ubicado en aquella conocida calle de Madrid. Anteriormente sólo ocupaban una planta y llegaron a ocupar cuatro, antes del traslado a su ubicación actual en la calle Capitán Haya, 1. Llegué en el momento justo para ver el crecimiento exponencial y los esfuerzos realizados para poder responder a todo el trabajo que se avecinaba.

En un primer momento mis tareas eran meramente administrativas como documentalista. Debía revisar expedientes y contactar con clientes para solicitar la documentación necesaria. Esto me permitió mejorar mis capacidades comunicativas vía telefónica y la atención al cliente. Al final, quien está en contacto con el cliente es el empleado y es quien debe hacer que el cliente se sienta cómodo y satisfecho, siendo mucho más sencillo conseguir este objetivo si el primero que se siente cómodo y satisfecho es el trabajador.

Al cabo de un mes llegó un nuevo proyecto: “Cláusula suelo”. El trabajo desempeñado desde mi incorporación, actitud y formación, llevaron a que se me asignara la gestión de dicho proyecto. Además de todas las lecciones aprendidas y de todos los conocimientos adquiridos durante los dos años en este proyecto, tuve la oportunidad de conocer a tres magníficos profesionales de los que aún a día de hoy sigo aprendiendo: Arancha del Rincón, Álvaro Simón y Judith Gracia.

En un primer momento, debía encargarme del trato con el cliente y el cálculo de cantidades indebidamente abonadas; pero mis ganas de más, de explorar los límites y continuar aprendiendo, me llevaron a especializarme en ese producto, redactando demandas y aportando visiones y argumentos adaptados a cada caso, y al desarrollo de una herramienta de cálculo más precisa y ágil. Hasta tal punto llegué a especializarme en cláusulas suelo que en mi última etapa en el proyecto mi trabajo consistía en el estudio de casos complejos y en la resolución de consultas de mis compañeros del resto de departamentos. Esta misma especialización, fue la que me llevó a publicar el artículo «¿Son iguales todas las cláusulas suelo?», en la revista Economist & Jurist.

Con este proyecto desarrollé funciones organizativas y de gestión, descubrí capacidades de mí misma que desconocía, llegando a programar una calculadora, algo que jamás se me habría pasado por la cabeza que fuera capaz de hacer (puedes ver más sobre dicha calculadora en la entrada del blog «Tú pones los límites»).

En la última etapa en este proyecto, coincidí con María Luisa Amado, quien me demostró que no sabía tanto de Excel como yo creía y me enseñó todo lo que se podía hacer (o al menos una parte importante) y José Antonio Pérez, cuya inquietud, hace crecer a aquellos que le rodean, sin hablar del buen ambiente que propicia en todo momento. Asimismo, con los compañeros que trabajan en sedes fuera de Madrid (Mallorca, Granada, Alicante, Barcelona, Galicia, País Vasco, etc.), con quienes hablaba por teléfono o videollamada, se estableció una relación de confianza y colaboración realmente interesante.

Como en los inicios de este proyecto el volumen de clientes era moderado en relación con los proyectos de Participaciones Preferentes y Acciones, en algunos momentos compatibilicé el trabajo en los tres proyectos, siendo en esos casos muy importante una adecuada gestión del tiempo.

Casi dos años y medio después de mi incorporación en Arriaga Asociados, echo la vista atrás y me doy cuenta que, no sólo el crecimiento de la empresa fue exponencial, sino que yo he crecido con ella. Los buenos, pero sobre todos los malos momentos proporcionan una experiencia que te ayuda a valorar lo importante en la vida; a salir por la puerta del trabajo y dejar lo ocurrido tras ella. Sólo así al día siguiente tendrás el rendimiento que la empresa y los clientes necesitan.

Para terminar, únicamente agradecer a esta empresa que me haya permitido desarrollarme, crecer y conocer a profesionales y amigos como los aquí enumerados.

Anuncios

Acerca de Abogada Economista

Conoce tus obligaciones para poder defender tus derechos.
Esta entrada fue publicada en Experiencia profesional y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Mi experiencia en Arriaga Asociados

  1. Carmen, fue un placer compartir contigo este camino que gracias a profesionales (y buenas personas) de tu talla ha posicionado a Arriaga donde está actualmente. Una pena que tus aspiraciones profesonales estén en ámbitos que desde Arriaga no cubrimos y hayas iniciado un nuevo camino fuera que seguro será exitoso, Y quien sabe si en el futuro nos volveremos a encontrar (Carlos Valencia Dir RRHH Arriaga Asociados)

    Me gusta

  2. Joana dijo:

    Hola, así debieran ser las experiencias profesionales. Un espacio donde aprender y crecer junto a otros profesionales, que trabajar se convierta en algo que te apasione cada día al levantarnos.

    Enhorabuena.

    Un saludo alicantino

    Me gusta

  3. carlos dijo:

    Hola me han ofrecido trabajar como redactora de demandas en Arriaga asociados, tengo dudas en el métdodo de trabajar. Soy abogado desde hace 6 años, habiendo ejercido durante 5 y desde hace un ao estoy en una empresa como administrativo y llevando reclamaciones jurídicas. Tengo dudas y me gustaría saber qué me recomendáis.
    Trabajaría en el back office para una empresa externa, me han dicho que es como un trabajo en cadena, incluso cronometrando tiempos. Me gustaría saber vuestra experiencia, si se puede ascender, como está especializado en cláusulas suelo, si este tirón tiene fecha de caducidad
    Gracias de antemano

    Me gusta

    • Buenos días Carlos.

      Muchas gracias por contactar con nosotros, estamos encantados de ayudarte.

      Efectivamente Arriaga se caracteriza por el trabajo en cadena y control de tiempos para poder hacer frente al volumen de trabajo. Lo ideal es que cada uno encuentre el equilibrio entre tiempos y calidad del trabajo.

      En cuanto a la posibilidad de ascender y la especialización en determinados temas, es algo muy personal. Es decir, cada uno se especializa en la medida que considera, depende de tus inquietudes, igual que la posibilidad de ascender. No obstante, estas indicaciones resultan igual de útiles en cualquier trabajo con independencia de la empresa de la que hablemos.

      Si quieres puedes escribirnos a abogadaeconomista@gmail.com y comentamos todas tus dudas.

      Muchas gracias.

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s